Soy Aili Castro Nutricionista

Te enseño hábitos saludables para vivir mejor!

Image Alt

Grupos de tratamiento

Atendemos a pacientes

desde los 6 años en adelante (hasta abuelitos) con las siguientes condiciones:

Hormonales

Diabetes tipo 1 y 2, resistencia a la insulina/hiperinsulinemia, tiroides, testosterona, prolactina, ovarios poliquísticos, síndrome de ovarios poliquísticos, infertilidad.

Veganos y Vegetarianos

Para seguir una dieta Vegana/Vegetariana sin riesgo es necesario que sepas de dónde obtener las vitaminas y minerales clave.

Inmunológicas

Tiroiditis, artritis.

Digestivas

Colon irritable, acidez, inflamación intestinal, gastritis, esofagitis.

Déficit de atención

En muchos casos sus estilos alimenticios no son correctos y a menudo son muy disfuncionales, la alimentación debe ser una correcta ingesta de alimentos en equilibrio nutricional, acompañada de hábitos educativos sobre alimentación y unas pautas adecuadas de conducta a la hora de comer.

Depresión

A través de la nutrición podemos mejorar el ánimo, ganar bienestar y energía, sentirnos mejor y más felices.

Embarazadas

Es de suma importancia no solo controlar el peso durante el embarazo sino asegurarnos de que el bebé y la madre estén recibiendo una correcta nutrición e ingesta de alimentos, adecuados para cada trimestre de embarazo según las cambiantes necesidades de este proceso.

Control de composición corporal

Sobrepeso, obesidad, bajo peso, definición muscular.

Dermatológicas

Acné, rosácea, vitiligo, hiperqueratosis, caspa.

Degenerativas

Alzheimer, parkinson.

Cáncer

Mamas, próstata, piel, ovarios, útero.

Atletas

Escalada, running (hasta 42km), natación, baile, tenis, patinaje, ciclismo (no ultramaratón), crossfit, halterofilia, trampolinismo, nado sincronizado, polo, equitación, gimnasia rítmica, artística y aeróbica, futbol, béisbol, básquet, voleibol, atletismo y ajedrez.

Si esto te parece poco común de tratar en una consulta nutricional, solo recuerda que ¡la nutrición fue la primera medicina del mundo!

Muchos de los problemas de salud tienen una raíz en la alimentación, por lo que se pueden solucionar mejorando los hábitos alimenticios.